Inscripción de Nacimiento de Guatemaltecos Nacidos en el Exterior

El día de nuestro cumpleaños celebramos el día en que venimos al mundo, pero también fue el día en donde adquirimos mucho más que la vida.  Cuando nacemos se nos da un nombre, nos integramos a una familia y obtenemos nuestra nacionalidad. En relación a éste, las leyes del país en donde nacemos rigen si se nos otorga la nacionalidad de dicho país o no.  El ser nacional de un país conlleva la posibilidad de convertirse en ciudadano de ese lugar, lo que implica que tendría incidencia política en el futuro del país, entre otros beneficios. Aunque las leyes en este sentido son distintas en cada país, lo importante es que todos tenemos derecho a ser de algún lugar.

Existen dos fuentes, no excluyentes, que pueden determinan la nacionalidad de una persona.   La primera es por Ius Soli, o derecho proveniente del suelo.  Esto significa que al nacer una persona en sueldo de un país, automáticamente se convierte en nacional de ese país.  Por ejemplo, una persona nacida en Estados Unidos puede tener la nacionalidad Americana por Ius Soli.  La segunda es por Ius Sanguinis, o el derecho proveniente de la sangre.  Esto quiere decir que no importa dónde nace la persona, su nacionalidad proviene de sus padres.  Por ejemplo, si una persona nace de uno o ambos padres estadounidenses, tiene derecho a optar por la ciudadanía Americana, aunque no haya nacido en Estados Unidos.

Si usted es guatemalteco y su hijo/a nació fuera del territorio nacional, y no ha cumplido la mayoría de edad (18 años), usted puede inscribir al menor como guatemalteco.  El proceso es sencillo, puede realizarse en Guatemala o en el exterior. Si los padres se encuentran fuera de Guatemala, quien resida en el exterior debe presentarse al Consulado o a la Sección Consular de la Embajada y llevar los documentos que solicita el consulado.

El trámite se llama Inscripción de Nacimiento Consular, porque se realiza por medio del servicio consular.  Todos los niños inscritos en el exterior quedan inscritos en la ciudad de Guatemala, no en el municipio de donde proviene la familia. Aproximadamente 3 meses después de haber entregado la papelería al Consulado, el padre de familia en el exterior se comunica con el Consulado para que éste le confirme que ya está listo el trámite en Guatemala.  El padre de familia debe de solicitarle a una persona en Guatemala que acuda al Ministerio de Relaciones Exteriores, al Centro de Atención al Migrante, y recoja la constancia que el menor fue inscrito por medio del Consulado.  Al tener la constancia, la persona encargada puede ir a RENAP y solicitar el acta de nacimiento original del menor en donde muestra que es nacional de Guatemala.   

Una vez se tiene el Certificado de Nacimiento del Menor, es recomendable que se tramite el pasaporte del menor.  Esto aplica tanto para cuando se obtiene el certificado de nacimiento de Guatemala, como el certificado de nacimiento de donde haya nacido el menor.  Hay que darles la oportunidad a nuestros hijos de contar con múltiples ciudadanías, nunca se sabe cuándo les podría llegar a servir.

Visitar la Página de Facebook del Migrante Chapín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *